11111111111111 Biografía del ideólogo « Feducación

Biografía del ideólogo

ulUlrich Harlan (llamado también Swami B. A. Paramadvaiti) nació el día 12 de Octubre de 1953, en Alemania. Desde muy joven se mostró interesado en el área de la educación, principalmente con el fin de plantear mejoras para el sistema educativo que permitieran que los estudiantes obtuvieran herramientas válidas para enfrentarse al mundo actual y a sus constantes cambios.

Debido a su intenso ímpetu de promover la educación como fuente de difusión de los valores humanos universales, sin distinción de raza, credo, género, clase social, estudió diferentes propuestas ideológicas (incluyendo los planteamientos del movimiento socialista al respecto), pero no encontró en ellas respuestas reales a las necesidades que llamaban su atención.

Decepcionado por la visión superficial de la educación dirigió su investigación hacia una forma de educación en que la fe influenciara las acciones de los seres humanos. De esta manera, conoció el libro “El Tao te King” de Lao Tsé, el cuál fue su primer acercamiento a la filosofía de Oriente.

Sus estudios siguieron profundizando esta línea, hasta llegar a las milenarias enseñanzas de las escrituras védicas y a la práctica del Sistema de Yoga. Ulrich Harlan entró a la vida monástica el año 1972, siendo iniciado un año más tarde en la tradición Vaishnava por el conocido maestro espiritual llamado Srila A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada. En 1978 tomó votos de swami -monje peregrino-, estudió con el destacado Swami llamado B.R. Sridhar en su monasterio en Bengala desde 1984 a 1988.

Durante más de 40 años se ha dedicado a recorrer el mundo dando a conocer la cultura védica y sus aplicaciones prácticas de enseñanzas para las problemáticas modernas. Su trabajo de consejero y guía espiritual le han permitido tener acercamiento a las necesidades primordiales del ser humano, en cuanto a encontrar un significado a la vida. Es en este contexto que comienza a estudiar las propuestas de diferentes tradiciones místicas.

Conoció también los estudios del Doctor Viktor E. Frankl, principalmente sus planteamientos sobre la “fe como herramienta para darle un sentido a la vida”. Concluyó que los descubrimientos de Viktor Frankl coincidían perfectamente con los planteamientos de muchas tradiciones místicas originales. A partir de ello comenzó a desarrollar la OIDA Terapia, una terapia que impulsa el manejo de la libertad respetuosa y el criterio individual, mediante la utilización de la propia convicción o fe que la persona aplica en los diferentes aspectos de su vida; lo cual le permitirá adquirir las herramientas necesarias para manejarse de manera balanceada y responsable.

OIDA Terapia promueve aquellos valores universales humanos que, al mismo tiempo, son sustentados por las diferentes escuelas o tradiciones místicas (originarias y religiosas). Está dirigida a todos los que no han realizado el poder de la fe y también a practicantes genuinos de diferentes corrientes, invitándolos a desarrollar sus propios planteamientos de acuerdo a su tradición de sanación.

Una de las aplicaciones prácticas de OIDA Terapia es la evaluación del impacto de los diferentes tipos de fe en relación con el medio ambiente. Siendo uno de sus objetivos el fomentar la producción y consumo de alimentos orgánicos y saludables. Es en esta área que él ha tenido cooperación con líderes en el tema, como la reconocida Doctora Vandana Shiva.

Inspirado en llevar el concepto de la fe como herramienta básica en la educación de la sociedad, se dedicó a desarrollar Feducación como una propuesta para capacitar a las personas e involucrarlas de manera activa en la búsqueda de solución a las problemáticas del mundo actual.